domingo, 22 de septiembre de 2013

BENDICION DEL AGUA, SAL Y ACEITE PARA LIBERACION, PURIFICACION, EXORCISMO DEL HOGAR, NEGOCIO...




BENDICIÓN DEL AGUA

Te bendigo, agua,
en nombre de Dios Padre,
en nombre de Jesucristo su Hijo nuestro Señor,
y con el poder del Espíritu Santo,
para que seas agua exorcizada
y ahuyentes todo poder del enemigo.

Oh Dios, atiende nuestra oración
e infunde la fuerza de tu bendición a esta agua
para que, al ser derramada en las casas,
negocios y en cualquier otro lugar,
éstos queden libres
de toda influencia del mal y del maligno;
y se aleje de estos lugares
cualquier influencia maligna de maleficios,
conjuros, magia negra, amarre,
maldición, atadura, espiritismo…,

de modo que,
 los que vivan en este lugar o vengan aquí,
por la aspersión de esta agua,
queden libres de cualquier enfermedad
o poder del enemigo infernal
y sean defendidos por el poder de Jesucristo.

Amén.
 
Rezar un Credo y Gloria.

 
BENDICIÓN DE LA SAL

Te bendigo, sal,
por el Dios vivo,
por el Dios verdadero y por el Dios santo,
para que te conviertas en sal exorcizada
para salud de los fieles,
tanto en el cuerpo como en el alma,
y para que,
en los lugares donde sea puesta esta sal bendita,
se aleje todo poder del enemigo
y todo espíritu maligno.

Oh Señor, imploramos tu misericordia
para que te dignes bendecir y santificar esta sal,
a fin de que se convierta en sal exorcizada
para bien del cuerpo y del alma
de los creyentes que la consuman;
y para que todo aquello que sea tocado por ella
carezca de todo poder e influencia del maligno.

Amén.

(Se puede echar la sal al agua bendita tres veces,
a manera de cruz, diciendo:
Que esta mezcla de sal y agua
se realice en el nombre del Padre
y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén).
 
Rezar un Credo y Gloria.

 
BENDICIÓN DEL ACEITE

Te bendigo, aceite,
por Dios Padre que hizo todo lo que existe.

Que se aleje de este aceite toda fuerza del maligno
y toda acción diabólica
a fin de que todos los que lo tomen o sean ungidos
puedan recuperar la salud del cuerpo y del alma,
en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Oh Dios, dígnate bendecir y santificar este aceite
con el cual mandaste ungir a los enfermos,
a fin de que una vez obtenida la salud,
te den las gracias.

Y te pedimos que cuantos usen este aceite,
que hemos bendecido en tu Nombre,
queden libres de toda enfermedad
o de cualquier maleficio o conjuro 
o influencia del maligno.

Te lo pedimos Padre en el Nombre de Jesús,
que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo
y es Dios por los siglos de los siglos.

 Amén.

Rezar un Credo y Gloria.
 
La bendición debe realizarse haciendo la señal de la Cruz tres veces en cada elemento
mientras se recita la oración correspondiente.
 
 
 
 

No hay comentarios:

CONTENIDO RELACIONADO:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

 
Blogger Templates